us es

Sacerdotes para los jóvenes

 

Si hay un acontecimiento eclesial que ha marcado la pastoral juvenil en los últimos años, son las Jornadas Mundiales de la Juventud que inició el beato Juan Pablo II. Si lo llamamos “el Papa de las familias”, con no menos razón lo llamamos también “el Papa de los jóvenes”.

En los orígenes de los Discípulos de los Corazones de Jesús y María, la figura de Juan Pablo II aparecía como fascinante para aquellos jóvenes que querían seguir a Cristo y ayudar a otros jóvenes a encontrar su camino de santidad. Desde entonces, la pastoral juvenil ha sido una de las ocupaciones fundamentales de nuestro instituto.

jovenes_slider.png

Nuestra experiencia de las Jornadas Mundiales de la Juventud comenzó en Santiago de Compostela (1989). La experiencia de la peregrinación nos marcó tanto que desde entonces en nuestro proceso de formación todos los años hacemos una peregrinación, a la que invitamos a 

unirse algunos jóvenes. La peregrinación se ha convertido también en un elemento fundamental de nuestro apostolado con jóvenes.

Con este espíritu los Discípulos de los Corazones de Jesús y María lideramos un grupo de jóvenes dentro de Familias de Betania llamado Emaús. Conscientes de que la vida es una peregrinación, nos ponemos en manos de la Virgen para que Ella nos conduzca a Cristo y nos ayude en la misión que Él nos encomienda. Inicialmente este grupo se llamó Peregrinación y Misión.

En nuestro grupo “Emaús” ofrecemos a los jóvenes un camino de santidad que incluye: una regla de vida espiritual basada en los ejercicios espirituales de S. Ignacio y la peregrinación; medios de formación para ayudarles a crecer en su vocación; el servicio a la Iglesia en diversas actividades apostólicas.

Qué ofrecemos a los jóvenes:

  • Dentro de nuestra asociación Familias de Betania, la rama “Emaús”, con sus actividades de oración, formación y apostolado
  • Formación espiritual a través de la dirección espiritual y los Ejercicios Espirituales de San Ignacio.
  • Campamentos y Peregrinaciones.